Valle de Atlixco y Matamoros

Huaquechula

Esta pequeña población, a 56 km de Puebla, es un destino digno de visitar por dos razones. La primera, su magnífico ex-convento renacentista de San Martín, de exquisita arquitectura, un antiquísimo retablo y un interesante museo de sitio donde una sala está dedicada a la segunda gran razón para visitar Huaquechula: el Día de Muertos. Desde la Casa de la Cultura se organizan recorridos por las casas con deudos para admirar los extraordinarios altares de tres pisos que representan la vida en la tierra y el ascenso del difunto a los cielos.

Izúcar de Matamoros

A 36 km al sur de Atlixco se ubica Izúcar de Matamoros, bien conocida por sus balnearios de aguas sulfurosas, de propiedades medicinales, como el de San Carlos. Pero además, esta villa es cuna de una de las artesanías de más tradición del estado de Puebla: los árboles de la vida -unas esculturas de cerámica que recrean escenas de la Biblia, y que en esta población se utilizan en las procesiones del Corpus Christi. También resulta interesante la visita al que fue uno de los templos más bellos de México -hasta que un incendio destruyó los estofados en oro que lo recubrían. El ex-convento de Santo Domingo, del siglo XVI, continúa siendo una gran obra arquitectónica, y su enorme piedra bautismal es digna de admiración.

Tianguismanalco

Junto a Atlixco, en las faldas del Popocatépetl, se encuentra esta pintoresca población. La llegada de la industria durante el siglo pasado ha dejado un legado de pequeñas casas de piedra con tejados a dos aguas que se conservan en el centro de la población, así como una bellísima escuela. En los alrededores hay varios balnearios, como el que regenta el IMSS, y lugares para el esparcimiento familiar y la pesca en San Baltazar Atlimeyaya.

Tochimilco

Esta pequeña población situada a 16 km de Atlixco en las laderas del Popocatépetl conserva un marcado carácter náhuatl. En su punto más alto se ubica el Ex-convento de Nuestra Señora de la Asunción, una auténtica fortaleza que puede visitarse. En el atrio se conservan todavía algunos frescos. En las inmediaciones permanecen en pie antiguos acueductos de la época colonial. Es tradicional la celebración del Día de Muertos.

Atlixco

Mil colores en movimiento. Flores, manantiales y danzas ancestrales bajo el volcán.

Resguardada por el volcán Popocatépetl, Atlixco “La ciudad de las flores” presume el mejor clima del mundo.

Participar en la gran fiesta del Huey Atlixcayotl, con danzas tradicionales de toda Puebla, como los quetzales o los hombres pájaro.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe información de eventos, noticias de Puebla

Please wait