Paseo de la Barranca

Desde siempre Zacatlán ha presumido su barranca de “Los Jilgueros” que se ubica a tan solo tres cuadras del centro, pero es a partir del 2014 en que se convierte en un punto aún más importante de atracción turística

A lo largo de aproximadamente un kilómetro se construyó una infraestructura que permite disfrutar y apreciar un paisaje inigualable en sus diferentes terrazas y de manera especial vivir la sensación única en uno de sus miradores que tiene piso y barandal de cristal. Desde cualquier punto de este recorrido podrá observar en el cuerpo sur del borde de esta barranca la también llamada cascada de “los jilgueros”. Este paseo cuenta con espacios específicos en donde puede hacer ejercicio trotando, en bicicleta o en algunos de los dos gimnasios al aire libre que posee este espacio. Una buena parte de este paseo consta de dos niveles desde los cuales disfrutará la emoción del vacío de un espacio naturalmente mágico.

Continuar leyendo

A lo largo de aproximadamente un kilómetro se construyó una infraestructura que permite disfrutar y apreciar un paisaje inigualable en sus diferentes terrazas y de manera especial vivir la sensación única en uno de sus miradores que tiene piso y barandal de cristal. Desde cualquier punto de este recorrido podrá observar en el cuerpo sur del borde de esta barranca la también llamada cascada de “los jilgueros”. Este paseo cuenta con espacios específicos en donde puede hacer ejercicio trotando, en bicicleta o en algunos de los dos gimnasios al aire libre que posee este espacio. Una buena parte de este paseo consta de dos niveles desde los cuales disfrutará la emoción del vacío de un espacio naturalmente mágico.

Otros sitios de interés

  • Museo Paleontológico, Santuario de Cactáceas Gigantes y Parque Ecoturístico Turritelas

    Ubicado en plena Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán, el complejo incluye un interesante Museo Paleontológico, con una abundante colección de especímenes fósiles marinos, cuernos de alce y madera petrificada de diversas eras geológicas, así como herramientas y cerámica de la cultura Popoloca.

     

  • Biblioteca Palafoxiana

    El 5 de septiembre de 1646, el obispo Palafox y Mendoza donó su biblioteca personal, compuesta de cinco mil volúmenes, a los seminaristas de los colegios tridentinos, ordenando que pudiera ser consultada por todo aquel que quisiera leer o estudiar, por lo cual es considera la primera biblioteca pública del continente americano.

  • Convento de Santa Catalina

    La iglesia es de una sola nave con una fachada muy austera pese a su estilo barroco, de hecho lo que más llama la atención es su campanario, con un elegante tratamiento de azulejos y ladrillos típico de Puebla, está considerado como el más representativo del estilo en la ciudad. También en el interior encontraremos algunos retablos barrocos.

  • Museo Amparo

    Fue fundado por don Manuel Espinosa Yglesias y su hija Ángeles Espinosa Yglesias Rugarcía en 1991. Su compromiso es la difusión integral del arte prehispánico, virreinal, moderno y contemporáneo de México. Cuenta con un acervo de más de 1,700 piezas de arte prehispánico y es considerada la colección más importante que alberga un museo privado en México; también resguarda más de 1,300 obras de arte virreinal y de los siglos XIX y XX.

     

  • Capilla de la Candelaria

    La Capilla de la Candelaria solía ser una casa particular, habitada por una mujer de edad avanzada. La señora acostumbraba a rezar el Ángelus y al finalizar besar el suelo que pisaba, como forma de agradecimiento a Dios, por las infinitas bondades que había tenido con ella.

  • Parroquia de la Natividad de la Virgen María

    En 1887, cuando se empezó a crear el pueblo, se escogió un lugar para poner una iglesia en la cual se levantaría una cruz de madera para que los colonos pudieran rezar ante ella. Después se construyó la capilla de madera y años más tarde un templo de material.

     

  • Basílica de la Inmaculada Concepción

    Esta Basílica contemporánea alberga uno de los atractivos más emblemáticos de Chignahuapan: la escultura monumental de la Virgen de la Inmaculada Concepción. 

  • Barrio del Artista

    Es un atractivo rincón con una fuente barroca adornada con esculturas, donde se puede dar un agradable paseo para conocer los talleres de los pintores y artistas que trabajan a la vista del público.

  • San Pedro Museo De Arte

    Hacía 1542 comenzó a edificarse lo que sería el Real Hospital de San Pedro, destaca por su elegante patio de doble arquería de cantera, siendo el segundo más grande de la ciudad de Puebla. Se convirtió con el tiempo, en un espacio de innovación y vanguardia para la ciencia médica, sobretodo en el siglo XIX. En el año de 2002 se crea el actual San Pedro Museo de Arte, el cual ha sido sede de importantes exposiciones internacionales y nacionales, en las que se ha dado cabida a todas las expresiones artísticas del hombre, desde las arqueológicas hasta las contemporáneas.

    Este museo tiene más de mil metros cuadrados, divididos en 5 salas de exposiciones, una de ellas permanente dedicada a la exhibición de obras de arte sacro que el Gobierno del Estado tiene bajo su resguardo, además de la recreación de la Botica del antiguo hospital, el cual estuvo en funciones por más de 350 años.

  • Cueva del Tigre

    Ubicada sobre la carretera de Mazatepec, la cueva del Tigre cuenta con una entrada en forma de bóveda y en el fondo accesos de gran dimensión. En su interior se observan formaciones de estalactitas y estalagmitas, además de impresionantes formaciones de cristales y un poco de fauna endémica. Se puede practicar espeleobuceo, con previa reservación.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe información de eventos, noticias de Puebla

Please wait